277 A mejor preparación mejor desempeño

Andaba buscando un nuevo “Smartphone” y llegué a un pequeño establecimiento distribuidor de mi compañía, la persona que me atendió era un mar de amabilidades, la verdad me sorprendió la forma en que me trataba, realmente deseaba cerrar una venta en ese momento y de seguro lo hubiera hecho excepto que tenía muy poca información del producto, pero eso sí, entusiasmo lo tenía y las ganas de vender mucho más.

Le pregunté por un modelo y me dice con mucha seguridad (pero con poco conocimiento), este es un… teléfono, si, eso, un teléfono inteligente, de los mejores que existen en este momento, tiene televisión, 3G-igas, eso es muy importante las “3G-igas” aquí tiene el ícono que lo incluye, además incluye todas las redes sociales, por ejemplo, Facebook, Wi-Fi, Twitter y todas las demás, así que es de los mejores.

Mientras la chica se esmeraba en convencerme solo sonreía un poco porque reírme hubiera sido ofensivo, es donde entiendo el milagro cotidiano, el entusiasmo en muy importante, es la fuerza motora que te impulsa a lograr lo que te propones en la vida, pero antes de eso, está exactamente “lo que te propones” si en el análisis de tu propósito evitas tener el conocimiento decisivo para lograrlo, en definitiva lo lograrás pero puede costarte más trabajo y tiempo de lo normal.

Ya lo comentábamos en un milagro cotidiano anterior, el ir en exceso de velocidad puede acarrear sus consecuencias, es decir, el avanzar solo por avanzar, crecer por crecer en muchas ocasiones nos causa problemas, uno de ellos es como en este caso, me imagino un cliente con todo el conocimiento y poca tolerancia, en ese momento, le indica a la persona que se deje de cuentos y mejor aprenda a vender, lo digo con plena convicción porque me ha pasado.

Esto también me enseña que es muy importante prepararse, ante cualquier situación de la vida uno debe buscar aprender e instruirse. Entre más preparado estás mejor puedes enfrentar cualquier cosa que se te presente. Es como alguien que dijo acerca de las personas que se sienten nerviosas cuando se presentarán en público, se dice que se justifica ampliamente que estén nerviosas porque han omitido la preparación, estoy de acuerdo, entre menos preparado estás, mayor es tu nerviosismo, entre más te preparas mejor desempeño puedes tener.

Si bien es cierto que en la vida hay cosas que te toman desprevenido, toda esa preparación de vida que tienes, cuando llega el momento propicio te ayuda a tener un mejor desempeño, considero que es así como funcionan las cosas, por eso debemos estudiar y prepararnos constantemente, porque llegará un momento donde se te solicitará actuar y tendrás que hacerlo con los recursos que posees, sin importar nada se te pedirá solo actuar, cuando tomaste las precauciones y te preparaste de corazón tu resultado siempre será satisfactorio.

Esto me recuerda a un pasaje de los Vedas en la religión Hindú que dice “Un día cuando las tres deidades Brahma, Vishnu y Shiva fueron a ver a la diosa Saraswati, la diosa del aprendizaje, ésta estaba leyendo un libro. Cuando ellas le preguntaron, ¿qué haces?, la diosa respondió, estoy estudiando”.

Me gustó mucho porque si en esta religión los dioses estudian nos hacen recordar y entender que es muy importante ser humildes y estar siempre buscando qué aprender de nuevo. Así como los niños siempre mantienen además del entusiasmo, la paciencia y la fe para lograr lo que desean, nosotros debemos de seguir de esa forma.

Es nuestra actitud la que hace sigamos adelante, pero es muy importante tener un crecimiento enfocado, aprender tanto como podamos, ya que considero que la misión del ser humano en esta vida es aprender, aprender a dar, aprender a ser mejor, aprender a amar, aprender…

Si buscamos el aprendizaje en cada cosa que hagamos nuestra vida se llenará de satisfacción porque cada paso que demos estará lleno de emociones y gratificaciones, ya que cada situación es una oportunidad para ser mejores buscando estar preparados para las siguientes etapas de nuestra vida, por que creo que nada de lo que hagas es al azar, puesto que forma parte de un equilibrio perfecto que se llama vida u otros le llaman Dios.

Facebook Comentarios