338 Los milagros cotidianos existen en ti

Mis compañeros en la oficina me hacen burla por mi cabello “gris” dicen que soy Jack Frost, la verdad creo que hasta me agrada el apodo, y más cuando vi la película de “El origen de los guardianes”, muy adecuada para estas fechas y he de reconocer que en realidad me sentí identificado con el personaje y en sí con toda la película.

La historia es sencilla pero con mucho significado y más cuando la extrapolas a tu realidad. En el cuento hay un malo que a través del miedo hace creer a los niños que sus personajes favoritos de las festividades nada pueden hacer para ayudarlos, entre más miedo tienen menos creen, hasta que estos personajes se ven reducidos a su mínima expresión. Los niños y en sí la gente, se vuelve gris, temerosa, se aísla, se vuelve iracunda, entre otras más cosas que pareciera que estoy narrando mi propia historia en cierto momento de mi vida o nuestra realidad actual.

El mundo está a punto de caer en la oscuridad pero un niño sigue creyendo, se aferra a su conejo de peluche y piensa que si existe, que es real, que aunque todos piensen lo contrario, él sabe que el conejo de pascuas es real, le exige una prueba de que verdaderamente existe, pero al ver pocas señales en el muñeco se comienza a sentir triste, de pronto Jack Frost reconoce en ese niño a la esperanza y busca que éste se dé cuenta de que existe, que es real. Y cierto, ya a estas alturas debes entender que todo lo veo como Milagro Cotidiano, esto no fue la excepción.

En el niño pude verme a mi mismo, con esos deseos de creer en mí pese a lo que haya hecho, a pesar de lo que los demás digan, pese a lo que yo mismo piense de mi mismo, con esa ilusión de que puede pasar eso que tanto deseo, lograr mis sueños aunque parezcan locos o inalcanzables, sé que puedo… Pero me dan miedo muchas cosas, quiero hacerlas pero me detengo, entro en procrastinación y pierdo la fe, aunque muy en el fondo sé que puedo…

El conejo de pascuas y todos los personajes de los cuentos representan a nuestros talentos, que son parte de nosotros, ya los traemos integrados de alguna manera divina en nuestro código genético, solo que es muy importante evitar esperar que algo mágico suceda así como así. Tus talentos se van a desarrollar porque tu crees en ellos, los pones en práctica, los perfeccionas, tú lo decides porque es tu opción el hacer las cosas, porque tu quieres, porque eres responsable, eres tú y nadie más quien lo hace posible.

En la película el niño espera una señal mágica, algo que le indique que es cierto eso en lo que él cree, en nuestro caso es distinto, por que es tu magia la que crea esas señales, evita esperar “señales” mágicas externas, la magia está en ti, tu tienes toda la magia y el poder de lograr lo que deseas, una vez que te pones en marcha y actúas en consecuencia de tus sueños, puedes ver como la magia externa aparece, las oportunidades se manifiestan, las personas indicadas se cruzan en tu camino, esas señales externas comienzan a aparecer si y solo si tu mueves la rueda primero.

El malo que intenta inculcar miedo en tu persona, lamento decirte que está dentro de ti, es parte tuya. Recuerdo en muchas ocasiones haber boicoteado mis propios planes, haberme justificado porque “no pude” inventé un sin fin de excusas a mis compañeros de trabajo, es probable que se las hayan creído o tal vez aparentaron, pero me sentí “menos mal”, sin embargo, al estar solo comienza esa oscuridad, ese pesar de haber dejado las cosas sin concluir y en la forma más cómoda elegí por deprimirme, sentirme mal, entender que yo era malo para ello y abandonar todo por lo que creí alguna vez.

Esta película me enseñó que cada personaje de las festividades es un talento mío y el “malo” es mi apatía, mi conformismo, mi miedo al éxito y todas esas cosas que yo mismo invento para evitar ser grande, pero también entendí que aunque haya caído en la oscuridad puedo resurgir, creer en mi mismo, a pesar de lo que sea, aunque me haya portado muy mal, puedo pedir perdón y ser mejor persona, entonces es cuando si logro creer en mi mismo, tener fe en que puedo, saber que existen esos talentos, estudiarlos, mejorarlos y desarrollarlos, entonces, lograré crecer en todos los aspectos de mi vida.

Lo mejor de todo es que así lo considero y tu también puedes hacerlo, porque todo depende de ti y de tus talentos, porque los milagros cotidianos existen en ti, están en todo momento esperando a que los despiertes, ahí está el héroe aguardando a ser descubierto, siempre ha estado, solo que dormido, despiértalo y atrévete a ser grande. Esta es la historia de tu vida, tu eres el actor principal y tu eliges que hacer, dependiendo de tus decisiones tendrás una buena producción, buenos actores de reparto, productores, directores experimentados, en sí, tienes todo lo que necesitas, ¿cómo vas en tu rodaje?.

Facebook Comentarios