342 Música de Navidad gratis

Michael Johann Ames es uno de mis compositores favoritos, por alguna buena razón llegó a mi vida en unos archivos sobre música de Navidad que alguien me compartió, este tipo de música es una de mis favoritas, aunque el número de canciones es finito la inspiración, entonación, ritmo, entusiasmo y muchos más atributos cambian de compositor a compositor, pueden ser las mismas melodías pero siempre hay algo nuevo que descubrir en ellas.

Cuando escuché la canción 01 del disco “Rejoice” titulada “Joy to the world” quedé impactado, cada uno de los temas tiene un toque muy especial por parte del compositor. Inmediatamente pensé, un sólo instrumento [el piano] y multitud de emociones. Cada melodía tiene algo mágico, puedo escucharlo por horas, es mi álbum perfecto para viajar, no importa la época del año siempre me transporta a lo maravilloso de la época navideña, de buenos deseos, amor y paz.

Navegando por internet y buscando un poco acerca del autor, descubrí que tiene una nueva producción que se llama “Midwinter” y con su piano ha recreado las versiones de unos populares temas navideños, la mayor parte conocidos en Estados Unidos como “Away in a manger”, “Ding dong merilly on high”, “The First Noel” entre otras más que han vuelto a crear en mí la maravillosa sensación que su primera producción navideña produjo.

El primer milagro cotidiano surgió al encontrar el disco y el segundo fue cuando en su sitio web www.michaelamesmusic.com, veo que está la producción gratuita si la escuchas en línea, inmediatamente dije, fenomenal música de Navidad gratuita. Claro que si quieres tenerla en tu computadora tiene un costo, en realidad simbólico por lo mágico de la experiencia, además tiene otras opciones como mandar solicitar el disco compacto en físico, con su caja y portada, éste si tiene un costo mayor.

Lo anterior me hace pensar que una gran cantidad de cosas en la vida son así como el disco de Michael Johann Ames, gratuitas o a un bajo precio y te generan una gran cantidad de satisfacciones, la verdad es innecesario que lo baje a mi computadora porque la mayor parte de las veces estoy conectado a internet a donde quiera que vaya, sin embargo, si me empeño en “poseerlo” tengo que pagar un precio por ello.

Esto me lleva a pensar que, ¿para qué poseer las cosas cuando están ahí para disfrutarlas?, a veces, la programación que nos han hecho de que “debemos” poseer todo, que es mejor tenerlo, por “seguridad” o porque si el otro lo tiene yo también ó para ser mejor porque yo tengo la edición especial y así gradualmente caemos en esa trampa de poseer sin comprender que entre más poseemos más infelices nos volvemos, más inseguros, porque jamás llenamos ese hueco, entre más tenemos más nos perdemos.

Porque debemos entender que todo, absolutamente todo tiene un costo, a veces, tu costo nada tendrá que ver con lo económico, el cual considero que es el más conveniente, ya que otras veces tiene que ver con libertad, dignidad, comunicación y un sin fin de formas que se nos presentan para pagar por esa “conveniencia” de poseer algo. Si consideras que estoy incorrecto, pregúntale a un preso el costo que tuvo que pagar por “poseer” un bien que era de alguien más, por “tomar” la vida de otra persona, por “quitar” la paz a otro ser humano.

Si entendemos esto podemos comprender que todo en esta vida está hecho para nosotros, cada cosa en el mundo existe porque nosotros existimos, todo lo que ves es tuyo, está hecho para tu deleite pero si quieres poseerlo es donde tendrás que pagar un precio, quieras o no pagarlo lo tendrás que hacer, porque existe un equilibrio perfecto que a todo le da su justo valor, aunque te escondas, aunque creas que evitaste sufragar el gasto, tarde o temprano te llega la factura y la deberás pagar. ¿Estás dispuesto a pagar el precio por poseer eso que tanto deseas?

Facebook Comentarios